MMS purificador de agua ¿o algo más…?

Exagerar los ya de por sí  buenos resultados del MMS no le hace ningún favor a la propagación de este purificador de agua, germicida y bactericida de amplio espectro, como remedio a múltiples afecciones biológicas de los seres humanos y sus mascotas.

Exageraciones he encontrado en el libro de Jim Humble al hablar de las bondades de su descubrimiento (y no digo descubrimiento del producto en si, sino del método, incluida la dosificación, que él ha desarrollado para usarlo como solución o suplemento para la salud humana) exageraciones sobre todo en lo que se refiere a la inmediatez de sus efectos y también al amplio abanico de problemas que dice resolver.  Es exagerado afirmar que dientes sueltos a causa de encías flácidas y debilitadas se recuperan en una semana de tratamiento alcanzando la dureza y el anclaje inicial (sobre todo sabiendo que los dientes no están sujetos por las encías, que no son sino un recubrimiento, sino el hueso. Mi experiencia dice que mejora mucho en las primeras horas el sangrado de las encías, aunque revierte su efecto, como un especie de resistencia microbiana, y vuelven a sangras sin tanta virulencia y a partir de ahí prosigue la recuperación sin tanta efectividad. Pero esto ya es mucho, y no lo habían conseguido antes con remedios naturales ni farmacéuticos. MMS, sin duda, me ha ayudado a mejorar la flora bacteriana de mi boca y a detener el sangrado, pero en absoluto al anclaje de los dientes .

Exageración, rayando el delirio hay en la afirmación que MMS mejora el sistema inmunológico y sobre todo que esta mejora, llevada a sus últimos extremos, podría revolucionar la biología humana pudiendo provocar una tercera dentición o incluso la regeneración de partes corporales amputadas.  ¿A qué público van dirigidas estas afirmaciones tan descabelladas?  Esto no puede más que espantar a personas sensatas que en un momento dado, por causas diversas decidieran tomar las riendas de su salud y pudieran llegar a platearse buscar remedio en el MMS de Jim Humble, a quien por otra parte profeso un profundo respeto y admiración.  Su trabajo tanto en el descubrimiento de su método para aprovechar mejor las virtudes desinfectantes del clorito de sodio y el dióxido de cloro, y su pertinaz lucha por darlo a conocer a la humanidad y sacar este conocimiento de las garras interesadas de la industria farmacéutica y sus vasallos sistemas mundiales de salud, son admirables.

Exageración hay en su nueva visión de la enfermedad, al afirmar que todas las enfermedades tienen un origen microbiano. Y  ¿ donde quedan las enfermedades auto-inmunes, las degenerativas, las provocadas por excesos o defectos en la alimentación,  y las genéticas?

Jim Humble clama por una investigación sería sobre las aplicaciones que pudiera tener la administración dosificada del MMS en el ser humano.  Pocas dudas, ninguna, tiene Humble, y consigue trasmitir esa seguridad, sobre el efecto curativo eficaz rápido y barato del MMS sobre la malaria. Lo dicen los numerosos resultados obtenidos en África, a pie de obra, y lo dicen los estudios teóricos sobre bioquímica como el del  doctor Thomas Lee Hesselink.

Humble ha establecido a través de varias cuentas de correo, enlaces y páginas web un sistema de reportación de experiencias que él trata de responder  y clasificar por temas. Método que por la propia característica de su confección es nada científico y mucho menos creible. Pero esto no habla mal, a mi modesto entender, de Jim Humble, si no de su falta de medios, por un lado, y de su afán por que se conozcan experiencias sobre su producto, por otro, aún a riesgo que se cuelen exageraciones, verdades a medias o mentiras directamente, junto con reportes ciertos y honestos.

Para mí está siendo toda una experiencia. A quien como yo quiera hacerse cargo de las riendas de su salud, les recomiendo que no lo duden, adéntrense en esta historia del MMS, les llevará por caminos sospechados, pero poco transitados, por los que discurre la salud a ciegas, y donde las farmacéuticas se empeñan en contribuir, por nuestro bien, adiestrando ellas a los lazarillos.

escape 256.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en MMS, Salud. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s